Avisar de contenido inadecuado

Leyenda de los ñoquis del 29 ...

{
}

Cuenta la historia que en el siglo VIII vivía en Nicosia,  Asia Menor un joven médico que tras convertirse al cristianismo peregrinó por el norte de Italia donde los ñoquis (gnocci) eran un plato tradicional. Pantaleón realizó muchas curas milagrosas y fue canonizado a su muerte.

Un 29 de diciembre Pantaleón hambriento y vestido con harapos tocó la puerta de unos campesinos vénetos para pedirles un poco de pan. Estos, llenos de bondad y conmovidos por su aspecto le invitaron a compartir su mesa en la que había sólo 7 ñoquis para repartir entre ellos y el recién llegado. Agradecido, les anunció  un año de pesca y excelentes cosechas, profecía que se cumplió.

Al levantar la mesa luego de que Pantaleón se hubo marchado, la mujer del campesino encontró que debajo de cada plato había varias monedas de oro, con lo que inauguraron el año de prosperidad que el santo les había augurado.

Como sucedió un 29, es la razón por la que se conmemora ese día de cada mes la tradición de los ñoquis y como ritual se pone dinero debajo del plato para recordar el milagro producido por Pantaleón y simboliza el deseo de nuevas dádivas.

Saboreando ñoquis

Ñoquis con salsa

Hervir medio kilo de papas. Pisar bien. Agregar un trozo de manteca, 1 huevo y toda la harina necesaria para unir. Condimentar con sal y pimienta. Hacer un bollo tierno que no se pegue y se pueda trabajar. Cortar choricitos largos, dividir en pequeñas porciones y pasar por un tenedor. Acompañar con la salsa que se desee, roja (con tomates) o blanca (salsa blanca).

Ñoquis coloridos (amarillos, verdes y rojos)

Hervir medio kilo de papas. Pisar. Mezclar con 1 yema, un trozo de manteca, queso rallado y harina suficiente. Dividir en 3 porciones. Mezclar con zapallo, acelga o espinaca procesada y remolacha rallada. (Todo hervido previamente). Hacer los choricitos y cortar. Servir con aceite de oliva y queso rallado condimentado con sal, pimienta y nuez moscada.

Ñoquis de ricota y acelga

Mezclar acelga bien picada y escurrida con 1 taza de ricota y añadir 1 huevo, queso rallado y harina suficiente. Mezclar sin amasar. Condimentar con sal y pimienta. Sobre la mesa enharinada formar unos rollitos y cortarlos con el filo de una cuchara. Cocinar en agua hirviendo y a medida que llegan a la superficie retirarlos e incorporarlos a una salsa caliente.

                                          ¡  Buen apetito !!!! TAGS:Muy ricos!! TAGS:Con verduras

{
}

Álbum de fotos de Leyenda de los ñoquis del 29 ...

2 de 2

Ver fotos de Leyenda de los ñoquis del 29 ...

{
}

Deja tu comentario Leyenda de los ñoquis del 29 ...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre